NUESTRO PROTOCOLO

Hace ya unos años, que un grupo de profesionales apostaron por utilizar el protocolo Rigenera para investigar sus posibles utilidades en el campo de la medicina y cirugía estética, así como en dermatología.
Fruto de ese trabajo estandarizado, con varios miles de pacientes tratados en todo el mundo, podemos ofrecer un protocolo útil para la prevención y tratamiento de la alopecia androgénica.
Basado en la filosofía que inspiró al microinjerto de pelo.
Las células madres de una zona pilosa no androgénica, protegen y regeneran los folículos pilosos existentes en la zona afectada por la patología de la caída por androgenia.
Considerando que existen hasta 9 genes descubiertos hasta ahora en dicha patología, es importante cumplir con el protocolo que hemos confeccionado para tener el mayor éxito terapéutico.
Están en fase de desarrollo, otros protocolos para patologías como el vitíligo, o la aplicación de células madre para la regeneración con mínima reparación en el proceso de cicatrización, lo que se traducirá en cicatrices mínimas y mucho más estéticas.